Lo difícil es llevar la Palabra a la acción de construir

En la poesía de España en tiempo de la guerra civil española, antes y después,  se ve la carga emocional de los poetas por su salida al exilio de su país unas veces forzada otras veces escogida. En muchas ocasiones se nota en ellos la dificultad que supone adaptarse a las presiones de perder sus raíces, su familia, su entorno más querido, el tener que huir por represalias políticas lo que se nota claramente en su poesía de antes de la guerra y que algunos de ellos en el exilio conservan esa carga de dolor intacta como son: Domenchina, Cernuda y Garfias. He aquí un fragmento un poema de Rafael Alberti, Vida bilingüe de un refugiado español en Francia, Buenos Aires, Bajel, 1942.

“Yo a Chile,

Yo a la URSS,

Yo a Colombia,

Yo a México,

Yo a México con J. Benjamín.

¿Es que llegamos al final del fin

O es que algo comienza?”

Lo que dejaron como legado estos poetas de la guerra civil española fue un testimonio de los poetas sin tierra,  del dolor de los refugiados, de un recuerdo que se acentúa con la distancia, es así como aparece la poesía testimonio de Alberti entre otros, que mantienen ese lazo con las vivencias más hondas y no dejan que se pierdan pese a haber sido desprovistos de ocupar su espacio y muestran un marcado compromiso ético y estético.

“Fiel aún, extasiado como el pájaro

Que en la primavera hacía su nido antiguo

Llegaba a ti y en ti dejaba el vuelo,

Con la atracción remota de un encanto

Ineludible, rosa del destino,

Mi espíritu se aleja de estas nieblas,

Cuenta su queja por su cielo vasto

Mientras el cuerpo queda vacilante,

Perdido, lejos, entre sueño y vida,

Y oye el susurro lento de las horas”.

Sentimientos y sensaciones en todo tiempo que deben vivir tantas personas en el mundo, cuando deben irse a buscar otros rumbos en algunos casos forzados por represalias políticas o sociales, otros por buscar mejor vida económica porque no les queda otra salida, en exilios algunas veces escogidos otras veces no, para quienes no pueden tener un país por motivos ajenos a su voluntad por intereses oscuros de terceros y tienen la condición de refugiados, aquellos que por pensar se les obliga a salir por intolerancia, aquellos que viven en un exilio emocional en su misma tierra porque sufren marginación familiar o social por ser diferentes o pensar distinto; cuando los verdaderos peligros crecen subterráneos lentamente en cada nación con grupos oscuros, mercenarios que se venden al mejor postor, ellos permanecen tranquilos en las calles, en las cortes, en todos los escenarios donde no importa de dónde provenga el poder o el dinero si mantiene unos intereses concretos, ellos van atrayendo y son los nuevos héroes de algunos de nuestros jóvenes y nuestros niños.

Para qué sirven los poetas dicen algunos, quizá para ser testigos eternos de las injusticias ocasionadas por aquellos que no tienen más norte que su propia satisfacción y egoísmo llevándose por delante a millares de seres humanos que tienen derecho a ser y a existir como ellos. Para ser la voz que clama, la voz que canta, la voz del que calla, para ser la palabra de la voz muda y que el viento la lleve años luz donde alguien la escuche, se consuele con ella en una prisión como Mandela, le abra un camino a alguien, le de una luz  y quizá alguna vez despierte alguna alma dormida o algún corazón duro.

Datos y poemas tomados del libro Poesía española contemporánea (1939-1980) Selección, estudio y notas de Fanny Rubio y José Luis Falcó. Reflexiones propias.

Eugenia Castaño Bohórquez.

Anuncios

Nuestra bandera

Cuando miro a tus ojos

y me besas en la boca

amo esa tu bandera,

Cuando me encuentro solo

y me brindas compañía,

si acaso estoy triste

y despliegas tu sonrisa

amo tu bandera.

Cuando juntos luchamos

por el hambre o por la vida

no recuerdo la tuya o la mía

solo se que no hay confines,

si camino tras tus huellas

que me indican un camino

agradezco esa, tu bandera

Si estás angustiado o sin patria

te ofrezco mi morada

donde hayan cuatro estacas,

unas manos y un afecto

ahí nace otra: nuestra bandera.

Eugenia Castaño Bohórquez

Carta a Erick

Silvia quiere hacerle un homenaje a su mascota Erick con quien convivió gran parte de su vida aquí en Valencia España, pero hay personas en todo el mundo que tienen y aman a sus compañeros inseparables, ella, hija única tiene hoy 27 años, de los cuales 18 años su perro la acompañó. Muchas veces restamos importancia a estos seres que hacen parte de nuestra casa y se convierten en familia, quienes acompañan a los niños, a los ancianos y les dan la ternura, la alegría que los otros miembros de la familia no pueden por trabajo, por ocupaciones o sencillamente porque carecen de la sensibilidad y la paciencia para brindar el afecto a los más pequeños, a los ancianos, o a los enfermos, incluso como compañía para cualquier persona. También es comprobado que los animales más específicamente los perros, los gatos y los caballos son muy saludables para el equilibrio físico y emocional de las personas, hay casos en que los recomiendan para quienes sufren del corazón, para el autismo, personas con limitaciones de salud física o mental, se ven resultados sorprendentes y positivos en esa relación de afecto que se establece con ellos y los seres humanos, las vibraciones y la ternura que el animal transmite son absolutamente gratificantes.

Silvia y Erick una bella amistad de 18 años

Silvia y Erick una bella amistad de 18 años

También un niño o un adolescente que tiene una mascota aprende a cuidar al otro, a dar y recibir ternura, el respeto, la responsabilidad, a ser sensible con el dolor y lo hace mejor ser humano. Cada verano o cada vez que se convierten en un estorbo se abandonan a estos  seres frágiles y dependientes de los humanos, no importa cuanto maltrato reciban siempre tienen un gesto amable, es otra forma de esclavitud  . Hay buenas alternativas cuando ya no se puede tener una mascota y es dársela a un adoptante, a alguien que los ame y de seguro los cuidará, no hay porque tirarlos a la calle o maltratarlos.

Mi Erick:

Hace ya un año que te marchaste y todavía duele tu ausencia. Te sigo recordando, sobretodo cuando estoy triste y te necesito, tu siempre estabas ahí , no hablabas pero el hecho de tenerte y abrazarte me hacía feliz. Ahora siento impotencia de no poder hacerlo y no puedo evitar llorar .

Tenía 9 años cuando salías de una cajita de cartón y aparecías en mi vida. Eras tal y como yo deseaba, un precioso cachorrito peludo color blanco y canela, muy inteligente obediente y cariñoso. Desde ese día me volqué contigo y todo mi cariño decidí regalártelo a ti dentro de una vida que en algunas ocasiones era muy dura para mí y me hacía daño.

Fuiste creciendo , eras un perrito joven lleno de energía y aunque no te bajé a pasear más por mi irresponsabilidad sé que eras muy feliz , te ponías a jugar tu solo en casa y también te gustaba mucho que corriéramos detrás de ti. Eras genial y nunca dejabas de sorprendernos.

Poco a poco empezaste hacerte más mayor y viejecito. Te gustaba estar más en casa y menos en la calle, empezaste a perder vista y a quedarte sordito pero eras tan fuerte que nada de esto te impedía seguir siendo alegre y tan vivo como tu eras, seguramente porque te sentías con mucha felicidad, con la que al mismo tiempo nos hacías felices a nosotros.
A pesar de que cada vez eras más mayor y de tus dificultades no nos abandonabas Y siempre querías estar cerca de nosotros o incluso más . Te hacías inseparable y me encantaba cuando subías a mi cama a visitarme por la noche o a pedirme el chocolate que tanto te gustaba.
En esta etapa disfruté mucho de tu compañía sin privarme ni una sola vez de subirte a mis brazos , abrazarte y darte muchos besos porque no sabía los años de vida que te quedaban tristemente.

17 navidades con Silvia

Erick 17 navidades con Silvia

Luchaste hasta el final porque eres un ganador, pero lo siento mi niño ya no podías mas.
En tus últimos meses de vida te cuidé como si fueras mi bebé, luché con todas mis fuerzas o con las que tenía para que la que sería tu última etapa de vida fuera lo más agradable posible. Te hacía las comidas que a ti más te gustaban para que comieras, pues ya no tenías el mismo apetito, cada vez tenías menos ganas de comer hasta que terminé dándote yo la comida con una cucharita, también te estaba dando de beber. Yo veía que ya no podías más pero querías seguir , te resistías , no querías marcharte. Luego no parabas de caerte , ya no te tenías en pie , yo te levantaba cada vez que te caías pero tu cuerpecito ya no aguantaba más, de hecho estabas ya muy delgadito.

Se acercaba el final, recuerdo que me mirabas asustado preguntándome que pasaba y yo solo podía llorar y te asustabas más de sentir que yo lloraba y que algo malo pasaba, querías bajar de mis brazos , andar y decirnos que estabas bien pero no era así cariño . Era increíble ver como todavía insistías en quedarte con nosotros.

Finalmente tu papá te llevó a donde no te gustaba ir, pero seguramente fue lo mejor para ti .A mi la situación me superaba y decidí que me despediría de ti en casa , no podía ver como mi pequeño se dormía para no despertar. Acepté que ya no te volvería a ver , era consciente de ello pero ese día se me desgarraba el corazón sin parar de llorar , sin duda uno de los peores días de mi vida.

Tu papá volvió llorando como nunca lo había visto llorar, ni siquiera en el entierro de su padre. Los tres nos abrazamos llorando por ti , por el amor que te teníamos.

Han sido casi 18 años contigo , de alegrías , de amor , de cariño ,de fidelidad y condescendencia .Nunca te olvidaré y si hubiera un espacio entre el cielo y la tierra me gustaría compartirlo contigo. Ahora sé seguro que ya tengo a alguien muy especial esperándome. También puedes venir a verme cuando quieras porque estaré con los brazos abiertos para recibirte.
Mi amor por ti también es incondicional y no hay nada más transparente, y de todo lo que hice por ti me siento muy orgullosa, lo hice a gusto porque nacía de mi interior.

Me despido de ti diciéndote que te quiero mucho , que nunca me dejes y que vengas a visitarme .

HASTA SIEMPRE ERICK!!.

Silvia

eldespertardeunnuevoamanecer-orlandoarias

La novela del escritor y pintor boliviano, Orlando Arias Morales, nos introduce en una bella y limpia historia de amor de dos jóvenes, con los agravantes que podemos ver en muchas de las mejores obras literarias como Romeo y Julieta de Shakespeare, o María, de Jorge Isaacs, donde los amantes en un amor juvenil e inocente son separados cruelmente por las circunstancias o por los prejuicios sociales, económicos o políticos y los bandos opuestos que los rodean, quienes aplican toda clase de estrategias para impedir y entorpecer lo que finalmente se consumará, porque como en las famosas obras literarias demuestran la realidad del amor humano que contiene una fuerza más poderosa que cualquier arma inventada por el ser humano.

Orlando Arias, en ese romance nos diseña unos personajes con una fuerza vital, psicológica, social, política y filosófica, dos jóvenes que tienen unas características especiales, quienes comparten un mundo real y un mundo de sueños, en los que tienen una serie de vivencias y experiencias que los orientan a ser los protagonistas de un cambio para la humanidad; en una relación familiar Orlando Arias deja ver el problema de todos los vicios que la aquejan, luego a través de la ficción, nos introduce en los sueños de Alejandro quien tiene que enfrentar unas bestias que son todas las limitaciones humanas y cómo enfrentarlas, en Isabel representa el ideal de la sensibilidad y la inteligencia en una gran combinación para percibir el mundo, y proponer un cambio necesario, con un liderazgo que arrastra, propio de una juventud con ideales limpios de intereses creados. Alejandro e Isabel comparten un mundo de sueños, que los une en una meta común.

Finalmente nos crea la reflexión de una irremediable tercera guerra mundial, sus consecuencias y un nuevo mundo en el que deja entrever la esperanza, a pesar de toda la maldad y los egoísmos humanos, siempre están sus opuestos, la bondad y el amor como fuerzas poderosas, como solución para una mejor humanidad.

De una forma acertada propone una sociedad distinta, comenzando por un nuevo modelo educativo, político y social. Concluye su novela con una nueva familia, la fuerza poderosa de un amor bien entendido entre un hombre y una mujer que han pasado toda serie de vivencias y aventuras juntos, iniciando con su hijo la nueva humanidad tan ansiada por todos pero en un ambiente especial e inesperado. Orlando va más allá de arquetipos convencionales, como Julio Verne nos transporta a mundos inexistentes para esta época pero no por eso imposibles en un futuro.

Gracias por la confianza al escritor por permitirme leer su libro en versión digital antes de ser puesto a la venta.

librosregalos

El Club “Harvard Serves”, con Alberto Ospina y el Comité de Responsabilidad Social en el proyecto anual “De un niño a otro niño”, actividades que construyen sociedad.

Alberto Ospina Taborda es un personaje colombiano que tiene una larga trayectoria, un ejemplo de tenacidad y voluntad, quien desde su juventud y con muchas dificultades socio-económicas logró terminar sus estudios de primaria y bachillerato; luego se presentó en un concurso para cadetes en la armada nacional, lo ganó y conservó su primer puesto hasta llegar a ser capitán de corbeta. A raíz de ese gran logro, siguió en un ascenso de progresos personales y de proyección hacia la comunidad promoviendo la ciencia y la tecnología en Colombia, proyectándose en América Latina, es así como al ganar reconocimiento y respeto por su trabajo fundó la empresa Cienytec Ltda, que es pionera en el mercado de equipos e instrumentos científicos para laboratorios en América Latina; siempre con su sueño de implementar los últimos avances de la física y aplicar la ciencia y la tecnología en el país para mejorar todos los procesos, años más tarde, creó a Colciencias, institución determinante para el desarrollo científico de Colombia.

Alberto Ospina Taborda ha participado en innumerables proyectos sin ánimo de lucro siempre promoviendo la ciencia y la tecnología,  ha ocupado cargos directivos muy importantes, respetado y líder en proyectos gubernamentales de alta envergadura, siempre se ha preocupado por brindar la oportunidad a jóvenes de escasos recursos para que puedan capacitarse y progresar.

En toda una vida dedicada al progreso de la ciencia en el país, hoy sigue al frente de diversas instituciones y programas como un trabajador incansable por la educación.

Royecto RS -2-  De un niño a otro niño

El MIT-Harvard Club de Colombia, al lado de los miembros del Comité de responsabilidad social y Alberto Ospina Taborda ayudando a los niños de escasos recursos.

Entre sus últimos grandes y provechosos trabajos en beneficio de la comunidad está el MIT-Harvard Club de Colombia, al lado de los miembros del Comité de responsabilidad social, él y dicho comité realizan una labor de solidaridad y desarrollo; como Alberto Ospina lo comenta: “allí coordinan un proyecto para apoyar al Instituto Tecnológico Internacional, IPI, y otro de recogida y distribución de libros de lectura para niños entre los siete y los doce años de edad, en escuelas de barrios pobres de Bogotá y Cali. Dicho proyecto está inscrito en una actividad anual que realizan en el Club “Harvard Serves”, y se llama “De un niño a otro niño”, donde recogen entre los colegas y amigos los libros viejos y en buen estado que ya no usan, o libros nuevos que pudieron adquirir en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, que acaba de pasar en el mes de abril.”

Alberto Ospina Taborda define el IPI:

“El IPI es un proyecto de formación de profesionales, para jóvenes de estratos 1, 2, 3, y 4, con el propósito de prepararlos para empleos dignos en carreras técnicas y tecnológicas varias. Creemos que esta es una vía para ayudar a nuestro pueblo a salir de la pobreza.”

Estas son las personas y los proyectos que no salen todos los días en la prensa pero que son los que producen cambios grandes y sustanciales en la comunidad.

Para saber toda la biografía de este personaje colombiano, orgullo de Colombia y América Latina, se recomienda seguir el siguiente enlace:

http://www.cienytec.com/Alberto_Ospina_Taborda_bio.htm

DSC00701 (Large)

Carmen de Andrés,  maravillosa mujer española

 

Carmen de Andrés es una mujer que trabaja a diario, incansablemente por todos aquellos animales que son abandonados por sus dueños, en especial ampara a los perros.

Aquellos que  han comprado una mascota y que después de un tiempo ya no la quieren por capricho, porque consideran al animal como algo útil y luego al no serlo lo desechan, o porque les significa un estorbo por cualquier motivo; Carmen encuentra a estos animales en la calle y les da un hogar.

Esta mujer cuenta con un albergue para los perros abandonados y con recursos propios los atiende, los cuida, los cura y a muchos de ellos les consigue un hogar.

Carmen de Andrés una mujer directa, de mirada franca no está aparentando ante nadie lo buena persona que es, simplemente trabaja día a día. Muchas asociaciones y personas la buscan y contribuyen  a su fundación porque su ejemplo, su trabajo constante, transparente e incondicional hacen que quien la conozca se rinda ante su bondad.

El cuidar a los animales tiene una cuota muy grande de sacrificio, el tratarlos con respeto y mantenerlos en condiciones de bienestar; encontrar perros con enfermedades, al borde de la muerte y con paciencia sacarlos adelante, en muchos casos verlos fallecer después de quererlos; estos seres vivos que sienten, que sufren el abandono, que saben interpretar la falta de respeto, que agradecen cuando se les cuida o se les defiende del peligro.

carmen regugio corregida

El refugio de SOS Sagunto tiene aproximadamente130 perros, cada uno con su casa y sus cuidados respectivos, además del amor que Carmen les brinda.

Carmen con sus actos de cada día nos enseña ética con la naturaleza, con los seres vivos porque muchas veces al sentirnos superiores abusamos, maltratamos, abandonamos, rechazamos o violentamos a seres tan nobles e indefensos que se encuentran a la merced de la voluntad del ser humano.

Quien cuida una mascota, sabe cuidar un anciano, un niño, un discapacitado, aprende sensibilidad ante el dolor.

Carmen nos enseña con sus actos que los cambios de una sociedad comienzan con lo que tenemos esencialmente bueno dentro de nosotros y que se proyecta de una u otra manera en la sociedad en que vivimos.

 

Mujer

Mujer, albergue para la vida

ternura y también instrucción;

llama que enciende pasiones

O agua que apaga turbulentos fuegos.

mujer propulsor de la familia

forma hombres, mujeres, sociedad.

 

mujer … dulce, sutil o delicada,

cuando quiere fuerte, aguda o pertinaz

siempre receptiva, intuitiva y creadora

su inmenso corazón a veces la pierde

pero si pierde ese corazón se pierde.

 

Su alma, su mente, y su vida son luz

Ejemplo que sigue su prole;

Diosa sagrada para los hijos y amantes

insensata puede demoler y devastar

comprometida construir y salvar.

 

A %d blogueros les gusta esto: